El "Consenso" del Poder

Traducción de Roberto Hérnandez
Published: 2017-01-19

Acabo de leer que el 97% de los científicos que abordan el tema del cambio climático están de acuerdo en que la actividad humana (producción, viajes, residuos atroces, etc.) está causando que el clima de la tierra se caliente. En el sindicato que constituye  los "científicos climáticos" (todos ellos, empleados por el gobierno o su portavoz, la academia), al parecer sólo un 3% se atreven permitir que alberguen la más mínima duda sobre esta propuesta, entre estos está Judith Curry de la facultad del Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta.

Yo creo esto. Los jóvenes profesionales que han encajado sus garras en los esqueletos de carreras respetadas y gratificantes (subvencionadas por el gobierno) son comprensiblemente reacios a despreciar tales pizcas que deberían atar a sus mal pagadas extremidades (¿cómo podría justificar hacer esto a su esposo aferrado y a su indefenso, maullante engendro?). Los ancianos, tal vez al momento del retiro, como el caso de la  Dr. Curry, están al final del juego y, al igual los generales retirados y  jefes de seguridad, revelan sus verdaderos sentimientos en sus últimos minutos bajo el reflector. Me temo que yo podría haber hecho lo mismo, pero nunca me sucedió, mis fracasos me han eliminado de tal ejecución mucho antes de que  de que este momento pudiese haber llegado (uno debe tener un mínimo de credibilidad, o al menos la durabilidad para llegar a tal punto).

Siendo, como yo soy, no sólo un escéptico del cambio climático (por supuesto está cambiando), sino también un revisionista del Holocausto (por supuesto hubo "un" Holocausto, con “H” mayor, incluso), no puedo resistir ver un paralelo entre las profesiones del "clima" y aquella del "historiador", la gran mayoría de las cuales son empleadas por el mundo académico (¿recuerdan la "boquilla" del mundo académico?). Existen en la categoría de Historiador unos pocos emprendedores, como David Irving (inocente enteramente de la experiencia académica más allá de la escuela secundaria) que son llamados historiadores por algunos, pero rechazados por aquellos que poseen una tarjeta sindical (un doctorado de alguna institución u otra  financiada por el gobierno). De esto se deriva una gran cantidad de “argumentum ad vericundum”, argumento de la autoridad, ya sea del gobierno o de ... poderes de todo tipo y descripción, excepto que todos estos poderes comandan el dinero y  de su mano, el poder.

Llegó mi perfecta imaginación a preguntarse, ¿qué pasaría si toda la "comunidad" (no es una comunidad de ningún tipo, vista en su totalidad) de historiadores se sometiera a la pregunta: "¿Los nazis erigieron y usaron cámaras de gas para matar a miles de personas durante la Segunda Guerra Mundial? "Con respuestas a publicarse con sus nombres? ¿Tres por ciento dicen "no"? ¿Diez por ciento? ¿Cero por ciento? Esto sería interesante. ¿Se permitirán las abstenciones? Y bueno. De tal manera…

El consenso es un fenómeno social. No debe confundirse con nada que pueda apuntar hacia la verdad, o incluso con los verdaderos sentimientos (si los hay) de las personas que responden a la llamada que lleva al "consenso". Señala más bien al Poder.

Cuidado. La conformidad con un consenso real o incluso percibido no es una guía para la verdad, ni para los hechos, ni siquiera para los verdaderos sentimientos de aquellos que se conforman. Un consenso abrumadoramente mayoritario no es una verdad. Más bien lo contrario, por regla general. Tal vez promete seguridad a los que se conforman. O el poder.

Additional information about this document

Author(s) Jett Rucker
Title El "Consenso" del Poder, Traducción de Roberto Hérnandez
Sources http://www.climatedepot.com/2017/01/03/craziness-in-climate-field-leads-dissenter-dr-judith-curry-to-resign-i-have-resigned-my-tenured-faculty-position-at-georgia-tech/
Contributions n/a
Dates published: 2017-01-19, first posted on CODOH: Jan. 19, 2017, 6:07 p.m., last revision: n/a
Comments n/a
Appears In
Mirrors n/a
Download n/a